Manifiesto. 

 

La Orden Hermética de la Aurora Dorada (Golden Dawn), fundada en 1888, es la Orden Externa de la Escuela Rosacruz de Misterios Alpha Ωmega (AΩ), fundada por el gran mago S.L. MacGregor Mathers, en 1906. Nuestra orden es la descendiente directa de la original Orden Hermética de la Aurora Dorada. También conservamos una amplia gama de linajes Herméticos y Rosacruces relacionados, así como numerosas marcas registradas de la Aurora Dorada y Alpha Ωmega en todo el mundo. El actual Imperator de la Orden es el G.H. Frater Lux ex Septentrionis (David Griffin).

La doctrina hermética enseña que el universo entero es UNO y que todos nosotros no somos sino células en el cuerpo de esta entidad cósmica enorme. Como tal, Alpha Ωmega cree en la fraternidad y la hermandad no sólo de todas las mujeres y todos los hombres, sino de todas las cosas creadas. Por lo tanto reverenciamos a todas las religiones, como manifestaciones individuales de una sola verdad perenne subyacente.

Alpha et Omega sostiene que la vida humana en la Tierra no es más que la etapa de oruga de una forma de vida superior energética hacia la que los seres humanos están evolucionando. Nuestro propósito es ayudar a las personas meritorias en su búsqueda para "llegar a ser más que humanos", proveyéndoles de la Iniciación y entrenamiento Hermético Tradicional y Rosacruz.

Nuestra orden entiende la importancia del secreto iniciático para el desarrollo espiritual. Como siempre ha sido el caso en las sociedades tradicionales iniciáticas, nuestra Orden venera la santidad de todos los Misterios Iniciáticos. Por lo tanto, nos oponemos a la profanación de los misterios de cualquier tradición iniciática, y no sólo de la nuestra.

La O.H.A.D. y AΩ aceptan plenamente la diversidad en la comunidad de la Aurora Dorada. No pretendemos exclusividad como Orden Hermética Tradicional o Rosacruz. Sin embargo, nos distinguimos como la única Orden de la Aurora Dorada que se mantiene bajo la protección directa, guía y supervisión de la fuente de la tradición Rosacruz de Europa Continental, a la cual nuestro fundador, S.L. MacGregor Mathers, llamó los "Jefes Secretos de la Tercera Orden."

Las órdenes reconstruccionistas Golden Dawn post-modernas,  imaginan a los Jefes Secretos como ángeles diáfanos o meros "maestros astrales" que son solamente el fruto de la fantasía o de la exaltación espiritual. En su lugar, la Orden Hermética de la Aurora Dorada (Golden Dawn), orden externa de la Escuela Rosacruz de Misterios Alpha Ωmega reconoce a los Jefes Secretos como la fuente original de la tradición Rosacruz, los cuales desde el antiguo Egipto han proporcionado la tecnología espiritual para el tradicional inicio de la búsqueda de la evolución espiritual.

En Alpha Ωmega reconocemos a la Tercera Orden como una manifestación física de una sociedad esotérica tradicional en la Europa Continental, quienes son los administradores y guardianes de carne y hueso de los misterios de las tradiciones Egipcias, Herméticas y Rosacruces. Esta Tercera Orden inició a Kenneth MacKenzie en Austria en 1852, a S.L. MacGregor Mathers en París en 1891, y a David Griffin en París en 2002, transmitiéndoles los misterios tradicionales, mágicos y alquímicos de las tres órdenes de la Aurora Dorada.

Gracias a los Jefes Secretos de la Tercera Orden, Alpha Ωmega se distingue hoy como la única orden de la Aurora Dorada (Golden Dawn) que inicia y enseña los misterios tradicionales de todos y cada uno de los grados de la Aurora Dorada, incluyendo el plan de estudios tradicional completo de todos los grados por encima del de Adeptus Minor (5=6), los cuales el material tradicional publicado por Israel Regardie y enseñado en otras órdenes de la Aurora Dorada, dejan por fuera.

La O.H.A.D. y AΩ comprenden una Orden Espiritual y no una de tipo político. Exigimos a nuestros miembros obedecer las leyes del país en que residen, y nos reservamos el derecho de expulsar a cualquier miembro condenado por un delito grave.

Más allá de esto, no interferimos en la vida privada de nuestros miembros de ninguna manera. Por otro lado, nuestra orden se basa en los principios de la responsabilidad personal, libertad personal y autodeterminación. Cada miembro de nuestra Orden es aceptado para su iniciación –y para avanzar en cada grado- exclusivamente en función de sus méritos individuales. Nosotros no discriminamos por motivos de raza, religión, género, orientación sexual u orientación política.

Esto no significa, sin embargo, que AΩ no defienda rigurosamente la reputación de nuestra Orden cuando es atacada. Lamentablemente, hay quienes han confundido nuestra Primera Directiva de no injerencia, con debilidad. En respuesta, nuestros Adeptos se han ofrecido en numerosas ocasiones para defender la reputación de nuestra Orden en Internet. Nuestros detractores ya han aprendido que atacar la reputación de nuestra orden, o bien usurpar sus derechos, no será tolerado.

 

Alpha Ωmega

¡Nosotros Formamos Magos!

 

 

* Email
Copyright 1888-2022, All Rights Reserved
More about us on…